Relatos Eroticos Editados (lo mejor de la red)

Me encanta leer relatos eroticos. De lo millones que hay en la red, leere lo mas que puedas y pondre acá los mejores.Espero que disfruten los relatos eroticos que selecciones para ustedes. Solo espero sus comentarios y visitas constante.Gracias

miércoles, diciembre 27, 2006

A mis 13 años me desvirgo mi tio lindo

La espera se me hacía eterna y Leonardo no llegaba, miraba el reloj, tocaba mis partes ansiosa, puse un espejo cerca para ensayar posiciones, y Leonardo me dejó esperando. Los que llagaron fueron mi madre y mi hermano de la iglesia, me encerré molesta en mi cuarto ya que si me veían notarían mi frustración y sospecharían algo.
Mi enojo fue tal que decidí no volver a estar con Leonardo, y perder mi virginidad con otro, aunque yo deseaba con todo mi corazón que fuera él quien me hiciera mujer, el haberme dejado plantada se ganó mi indiferencia, y traté de no pensar en él.
Pero mi naturaleza de mujer me exigía ser penetrada, y no quería que fuera un mozalbete de los que deslechaba, deseaba que mi realización como mujer, fuera con un verdadero hombre que supiera hacerme la mujer más feliz en la intimidad, pero no había quién me interesara como el cabrón de Leonardo.
Como decidí serle indiferente, empecé a ausentarme un poco de la casa, mi madre me regañaba porque no quería ayudarle a atender el negocio, visitaba a una prima que aunque es dos años mayor que yo, aparento ser la mayor. Su papá es hermano de mi mamá, aunque no es un adonis, tiene mucha personalidad y su plática es amena e interesante, así que por mi mente pasó la idea más perversa; ser suya sin importarme que fuera mi tío.
Las visitas a mi prima fueron más frecuentes, y aprovechaba cualquier ocasión para expresarle a mi tío "mi cariño" por él, lo abrazaba, me sentaba en sus piernas, le permitía que me viera más de lo debido usando mini faldas y tangas cuando subía a la segunda planta detrás de mí.
La tía es como mi madre, metida en la iglesia, y notaba que no le daba la atención a su esposo, y yo me encargaría de hacerlo. Una tarde que nos preparábamos para ir al cine, me puse una mini falda, estaba tan a la cadera que se me veía un tatuaje temporal que tenía abajo de mi espalda mi tío lo miró y me quiso regañar por traerlo, le expliqué que se podía quitar con agua, y con toda la intención puse saliva en mis dedos y los pasé por el tatuaje para que viera que se borraba, tomé su mano y la froté en el lugar, sin soltarla me bajé la falda y la puse en mi vientre donde había otro, sentí que frotaba más de lo debido y lo dejé, miré su entrepierne y tenía un bulto enorme que se me antojó al instante. Pero no quería que pensara que era una ofrecida, así que me comporté como una niña inocente, como si no supiera que lo excitaba. Se ofreció a llevarnos, mi prima no quería pero yo la convencí, como ella estaría con su novio, cuando llegamos le pedí a mi tío que me comprara unas palomitas, me llevó con él, cuando regresamos la sala, perdimos a mi prima y a su novio. Entramos y nos sentamos seguros de encontrarlos al final de la película.
La película era una comedia americana para adolescentes y adultos, en ella hablaban de "orgasmos", de masturbación, etc., se trataba de que la chica como muchas de nosotras, andaba de caliente, urgida de perder su virginidad, y cuando sucedió no fue como lo esperaba, de inmediato me puse en su lugar, yo no deseaba que mi primera vez fuera con alguien sin experiencia, me veía en la protagonista de la película.
Para ayudar a mi tío para que se propasara conmigo, empecé a preguntarle que era un orgasmo, en la escena donde la chica se masturba por estar insatisfecha de su marido, le pregunté con "ingenuidad", qué hacía, y titubeando trataba de explicarme. En un momento me recosté en su hombro como si estuviera aburrida, tomé su brazo y le dije que me abrazara, que sentía frío, nervioso miró a su alrededor y me abrazó, sentí que aspiraba mi pelo, yo hice como si buscara a mi prima, y volteé hacia atrás al mismo tiempo que me apoyaba en sus hombros, quedando mi ombligo en su cara, y cuando me volteaba, mis nalgas podía olerlas, al bajarme puse mi mano despistadamente en su verga que al tocarla sobre el pantalón, sentí un vuelco que me hizo desearlo más.
Antes de terminar la película le dije que me estaba aburriendo, que nos fuéramos a la casa y a mi prima la esperábamos allá, sin perder tiempo salimos de la sala, en esos momentos mi plan era ser la mujer de mi tío. Sabía que mi prima se iría con su novio a hacer sus "cosas", y sin querer le ayudé con su papá.
Cuando llegamos al estacionamiento, mi tío me ayudó a subir a su camioneta, como el estribo es alto, me tomó de la cintura y cuando me subía, tuvo oportunidad de admirar mis nalgas en todo su esplendor, escuché que suspiró discretamente. El camino era corto y hablábamos de cualquier cosa, sin dejar de comportarme como una niña inocente.
Ya en la casa, le habló a su hija, según él la regañaba por haberse perdido, luego me la pasó y susurrando me agradeció que nos hayamos separado y perdido para estar con su galán. Le dije que no se preocupara, que estaría en su cuarto escuchando música y su papá viendo televisión.
Eran las ocho de la noche, la tía, no llegó con una vecina, no se dio cuenta que estaba yo en la habitación, pensó que andaba con su hija, y solo le avisó a mi tío que se iba a jugar las cartas con sus amigas. Mi tío no objetó nada, quizá presentía lo que le esperaba.
Me puse ropa de dormir, un boxer y un corpiño de mi prima que me quedan muy ajustados ya que ella es muy delgada y yo muy nalgona y chichona. Salí con la seguridad de excitar a mi tío, sin dejar de ser la sobrina "inocente". Estaba sentado, en la parte que hace esquina de la sala, viendo la televisión con unas cervezas a un lado.
Me senté un poco retirada de él, no sabía que hacer para llamar su atención, y cuando vi el teléfono se me ocurrió una buena idea; le pedí permiso para hablar por teléfono, lo tomé y me volteé para según yo, hacer una llamada, pero marcaba al azar, y simulaba que no me contestaban, sabía que su mirada estaba en mi trasero que salía del boxer pequeño. Luego hice como si me contestaran, me volví a sentar y como sentía que sabía que no hablaba con nadie, me recosté en el sillón boca abajo doblando mis rodillas, quedaban mis pies arriba y abría mis piernas un poquito, la posición ya la había ensayado, y por eso estaba segura que alcanzaba a ver al menos los vellos de mi panochita.
Me cansé de simular la llamada, él fue al baño y yo aproveché para subirme un poco más el boxer, cuando regresó se puso más cerca de mí, simulé estar agotada y que me dormía, los pensamientos pecaminosos aumentaron, pues imaginaba que para esa hora, mi prima estaba siendo cogida por su novio, pues era su plan irse a un hotel después del cine.
Mi tío no se animó a cogerme, pero llegué a sentir el roce de sus dedos en mis nalgas, temía que "me despertara", yo deseaba que enloqueciera y me poseyera, pero nada sucedía. Timbró el teléfono y según yo, me despertó, era la prima que avisaba llegaría más tarde porque cenarían en algún lugar. Me senté bostezando, mi tío se volteó para que no mirara el bulto que hacía su cosa.
Se volvió a sentar, y yo me recosté en sus piernas, mi cara quedaba a menos de dos pulgadas de su palo, y ya desesperada tomé la iniciativa, preguntando de manera inocente;
--¿tío, qué es un orgasmo?—Claro que no esperaba semejante pregunta.
--¡este, ejem!, ¿porqué preguntas eso?.—
--en la película hababan de eso, también de masturbación, ¿qué significa masturbarse?.—
--pues deben enseñártelo en la escuela, o mejor pregúntale a tu mamá.— y le mentí;
--ya lo hice, pero me regañó, y un compañero de la escuela me prometió enseñarme lo que era masturbarse.—
--¿y no lo hizo?.—
--no, pero mejor dime tu tío, ¿qué significan esas cosas?.--
--mira, vamos por partes, pero lo que hablemos aquí se puede malinterpretar, y si tu madre, tu tía o tu prima saben, pensarán cosas que no son.—
--¡ayy, no tío, dígame que es eso, le prometo que a nadie le digo!.—Me miró extrañamente, y empezó a medio explicar;
--la masturbación es como se satisfacen sexualmente las personas sin llegar a tener sexo.—
--¿y cómo se masturba un hombre?.—
--ejem, pues toman su pene en la mano y lo frotan.—
--pero ¿cómo?, ¿puedo verlo a usted?.— Sabía que mi tío no era nada tonto y de inmediato sacó su verga, que estaba ansiosa por salir de su cárcel, bajó sus pantalones hasta las rodillas y empezó a frotarse, sus huevos se contraían. De inmediato la comparé con la de Leonardo, muy diferente, mucho más larga y gorda. Yo lo miraba como si me interesara más la lección, sin nada de lujuria, no quería echar a perder las cosas.
--¿y que siente tío?.—
--¡ahh, rico, muy rico!.—
--¿y cuanto tiempo lo frota así?.--
--hasta que eyaculamos.—
--¿y qué es eyacular?.—me miró extrañado sin dejar de frotar su palo.
--¿de verdad no sabes?.—contesté con la cabeza que no.
--es cuando uno echa semen, eso es prácticamente el orgasmo en el hombre, es la cima del éxtasis, es algo delicioso.—para ese momento ya estaba muy mojada.
--ah,ok, tío; ¿y cómo se masturba la mujer si no tiene pene?.—
--frotan su vagina, ¿no lo has hecho?.—
--no, no recuerdo haberlo hecho.—
--¿quieres que te diga cómo?.—
--a ver—dije de manera indiferente,--dígame como, ¿me quito el boxer ¿verdad?.—
--¡siii!.—dijo en voz baja, me puse de pié y para que no me viera mi vagina, le di la espalda y me quité casi en su cara el boxer. Luego tapándome mi parte íntima, pregunté que seguía.
--¡acércate!.—obedecí, tomo mi mano derecha y la guío a mi vagina, abrió mis piernas y acomodó mis dedos pulgar e índice en mis labios, él mismo los abrió y se dio cuenta como sin ninguna instrucción empecé a dar círculos en mi clítoris. Recordé que él me estaba enseñando y me detuve.
--¿porqué te paras?.—
--quiero que usted me diga como.—pasó su mano por la boca y la puso en mi raja, al contacto sentí la experiencia que tenía en mujeres, mis ojos se cerraron, alcé mi cara al techo, bajé los tirantes del corpiño para liberar mis senos, de inmediato puso su boca en ellos, los mordía suave, loa lamía, mamaba. Los estiraba mientras mi raja era cogida por sus dedos. Yo misma puse sus manos en mis nalgotas, sabía que me estaba gustando.
--¿te gusta verdad?, ¿te gusta lo que te hago?.—
--¡ajá, si tío me gusta mucho, quiero que me lo haga siempre!.—
--¿qué quieres que te haga?.—
--lo que usted quiera tío, sé que me gustará lo que me haga.—
--¿nunca te la han metido?.—
--¿qué cosa, a qué se refiere tío?.—
--no te hagas la tonta, ¿nunca te han metido la verga?.—
--ah, eso, no nunca.—dije sin dejar de mover mis caderas, pensé que había echado todo a perder, creí que mi tío me haría lo mismo que Leonardo, temía quitarme la virginidad.
--¡ahhh chiquita, me encantará ser el primero, ¿eso quieres?.—
--¡si tío, usted solo dígame qué hago.--
--por lo pronto, acerca tu cara a mi verga.—me incliné dejando que pasara sus manos por mis nalgas, que las abriera, que sus dedos siguieran en mi raja, tomé su palo, aspiré y empecé a hacer mi labor, mamé con unas ganas tremendas, ya lo deseaba pues tenía un buen tiempo que no mamaba verga.
Mi tío se recargó en el sillón, yo me hinqué, pensé que me estaba delatando y me detuve;
--¿así está bien?.—
--déjate de cosas Caro, se nota que eres experta mamando, y no dudo que me hayas mentido, seguro ya te han cogido hasta por las orejas.—
--¡no tío, de verdad que no!.—
--bueno, ya lo veremos, por lo pronto sigue mamando, hasta que me saques los "mecos".—
esa palabra me recordó los inicios de mis travesuras y me calenté de más, mamé como loca, chupé sus huevos, los mordía, lo masturbaba y trataba de tragarme semejante verga pero me era imposible. Yo misma puse sus manos en mi nuca, y empezó a cogerme por la boca.
Me olvidé de todo y me propuse darle la mejor mamada de mi vida, y es que esa verga es fabulosa, no comprendo por qué mi tía no le ponía atención.
Sentí que sus piernas se endurecían, su vientre duro por el ejercicio se restiraba, sabía lo que venía; saqué la verga de mi boca y apunté con ella hacia arriba para lamer sus huevos, en eso sentí que pasaba su leche y de inmediato puse el glande frente a mí abriendo la boca, esperé como si fuera la fuente de la vida, su leche cayó en mi cara, el segundo chorro en mi garganta y sumergí su verga hasta la garganta, lo más que pude, sentía como escupía la leche que alentaba mi traquea sin ahogarme, ya que había tomado suficiente aire, para eso mis manos estaban frotando mi clítoris con fuerza y con la verga en mi boca me vine a mares, parecía que orinaba, pero no, era un orgasmo que la mamada me había provocado.
Dejó de eyacular y me tomó de la cabeza, sin sacar su verga de mi boca, luego me levantó y me llevó a su recámara, la idea de coger en la cama donde lo hace con su esposa me calentó más, decidí ser su mujer de la manera más cachonda para gustarle más que su propia esposa.
Me empinó en la orilla de la cama, mis nalgas quedaban expuestas, las abrí un poco esperando recibir su verga, pero se contuvo, abrió mis nalgas y se dedicó a lamerme el coño, su lengua me hacía ver el cielo, luego un dedo en mi culo, y otro, y otro, ensalivó sus dedos abundantemente e hizo de mi culo su centro de entretenimiento;
--¡Carolina, que rico culo tienes, muy apretado mamita, como lo voy a gozar!.—
--¿pero no se supone que me cogerás?.—
--¡sí, te cogeré también por el culo!.—
--pero, ¿es posible eso?. ¿también se puede así?.—
--ya lo verás, todo lo que se puede hacer con un cuerpo como el tuyo mi niña.—
--¿te parezco niña tío?.—
--bueno, lo eres, pero pareces una mujer, y qué mujer, si así estás ahorita, más grande te pondrás más buena, tanto que todos querrán hacerte lo que hoy te haré.—
--¿y me gustará?.—
--si no te está gustando, finges muy bien sobrina.—
dejé de hablar y me concentré en lo que mi tío me hacía, sabía que me cogería y estaba feliz, feliz de que fuera un verdadero hombre quien me cogiera, para que me tratara como una verdadera mujer a mis casi catorce años.
Mientras seguía concentrado en mis nalgas y culo, pasé mi mano por debajo y me masturbé, alcancé a ver su verga, me parecía increíble que después de tanta leche que me echó, siguiera tan dura como la de un jovencito. Ya no pude más...
--¡ahh, ahhh, tío yaa, hágalo yaaaaaa cójameeeeeeee!!!!!.--- no esperó, se colocó detrás, puso su palo en mi entrada, lo frotaba volviéndome loca, y.....¡ahhhhh!. Su verga entró despacio, abría los pliegues de mi vagina poco a poco, sentía que no terminaba y que me llegaría hasta la garganta, puse mi mano en su palo, pensé que ya estaba toda dentro, me dio miedo y al mismo tiempo felicidad de saber que faltaba más de la mitad de ese palo. De repente se detuvo, mis nalgas se movían instintivamente y de pronto....¡zaaazzz!. Empujó con fuerza y me penetró hasta el fondo, sentí que me desmayaba de dolor y placer, dentro de mí sentí que algo había tronado, al fin, sentía por primera vez una verga en mi interior.
A pesar del dolor a mi tío no le importaba, siguió empujando y sacando con tanta fuerza que el dolor paulatinamente se transformó en un verdadero placer, me sostenía de las caderas que escuchaba como chocaban en su vientre.
--¡ahh, ahh, Caro, no sabe cuantas veces imaginaba esto!.—
-¿de verdad tío, quería hacérmelo a mí?.—
--¡sí, pero cuando me venía me arrepentía por que eres mi sobrina!.—
--¿y cuando terminé de hacerme esto, se arrepentirá?.—
--¿tú quieres que me arrepienta?.—
--¡no tío, quiero que le guste y me lo haga cuantas veces quiera!.—
--¡entonces así será Carolina, mi querida Carolina!, ¡qué culo, qué nalgas!.—
Sin dejar de cogerme me volteó, puso mis piernas en sus hombros, sentía que me abría más,
Su verga entraba más profundo, sus manos apretaban mis tetas que rebotaban en la embestida, yo empecé a gritar como loca, él trataba de taparme la boca pero no pude y grité al sentir que de nuevo me venía, era diferente el orgasmo, ya que me estaba viniendo con un buen pedazo de verga invadiendo mi vagina.
Mi tío no paraba, bajó mis piernas y sin sacar su palo de mí, me acomodó en las almohadas de su cama, lo abracé con mis piernas, lo tomé de la cara y lo besaba en la boca apasionadamente, lo miré a los ojos y le dije;
--¡ahhh papi, dime que te gusta, dime que soy una verdadera mujer!.—
--¡ohh mi nena, ya eres una verdadera mujer, y no sabes lo feliz que estoy de ser yo el primero, eres mi reina, y así será mientras tu quieras!.—
--¡si mi amor!—ya no le hablaba de usted, ¿lo notaron?.—¡si papi, así será amor mío!.—
recuerdo que en ese momento pensaba en Leonardo, y me decía a mi misma;--¡de lo que te perdiste "pendejo".—
mi tío besaba mis tetas bruscamente, sabía que me dejaría marcas, y se lo permití, luego me volteó, sacó una especie de lubricante, embadurnó mi ano, luego su pene, acarició mis nalgas como cuando relajan la piel cuando recibe una inyección, yo misma abrí mis nalgas, al sentir su cabeza en mi ano, sabía que me iba a doler mucho más que por la vagina, pero fue diferente, mi tío relajó previamente mi culo con sus dedos, fue metiendo su verga lentamente, su cabeza fue lo más difícil, ya que está muy grande, el glande le abría paso al resto del palo, yo misma empujaba mis nalgas hacia él para que me poseyera. Me dolía, pero me estaba gustando, sabía que era solo un momento y valía la pena para poder gozar la cogida anal que estaba a punto de recibir. Se detuvo, volteé para verlo, su cara de lujuria nunca la olvidaré, me excitó, de igual manera toqué su palo,¡nooooo!, faltaba un buen, no sabía que sucedería si empujaba de golpe ya sea él o yo, yo tenía que hacerlo, él no se iba a atrever. Lo detuve con mi mano, y sin dejar de verlo a los ojos, otra vez...¡zzaaazzz!, de nuevo el grito de placer que me trastornaba, apenas entró toda, mi tío siguió con la embestida brutal.
Yo estaba llorando de placer, llorando porque me había enamorado de Leonardo, y no era él, llorando porque él se lo había perdido, llorando de felicidad de ser cogida de esa manera, el hecho de que fuera el hermano de mi madre, no me importaba.
Mi ano se amoldó a su pene enorme, entraba y salía con una facilidad increíble, pensaba en mi prima, segura de que no gozaría tanto como yo, segura de que mi tía no aprovechaba ese tronco delicioso como yo lo haría después de esa noche.
Me gustaba ser sodomizada, estaba encantada, así que tomé su mano y la puse en mi pelo, entendió el mensaje y me lo estiraba como cabalgándome, se paró detrás de mí y la penetración fue mucho más profunda, en la embestida mi culo expulsaba aire, lejos de darme pena, me agradaba que su verga fuera la causante de sacarme "pedos", a cabo, yo le sacaría "mecos".
Me imagino que la visión era insoportable pare mi tío, su sudor caía en mi espalda, sus manos apretaban mis nalgas y de vez en cuando nalgueaba, a veces fuerte, a veces suave, yo no dejaba de mover mi trasero para todas direcciones;
--¡ahhh, ahh Caro, no te muevas tanto mami, me harás terminar!.—yo no hacía caso porque ya estaba a punto de vaciarme otra vez y aceleré mis nalgas.
---¡ahh, ahh siii, siii eso quiero, ya me vengooo!.—
--¿quieres que me venga dentro, o en tu boca?.—me la puso difícil, ya que como saben, me encanta tragar semen, soy una adicta a la leche masculina. Pero ya sería en otra ocasión, y como era mi primera vez......
--¡vente en mi culo papi, vente dentro de mí, ya luego me tragaré tus "mecos"!.—apenas terminé de decir eso, y sentí que apretaban con fuerza mis nalgas, mi tío gemía escandalosamente, ya no le importaba que alguien escuchara, yo no dejé de mover mis nalgas y empecé a tener otro rico orgasmo que acabó con mis sentidos...
--¡ahhh siii, siii, así tío cógete a tu sobrinita chula, hazme una puta papi, tu puta!.—
--¡siii mami, la mejor de las putas, eso serás mamacita, la puta más rica que he cogido!.
Depositó su semen en mi recto, caímos cansados a la cama, él sobre mí, yo aturdida de tanto placer. Al fin había logrado lo que tanto quería, y de qué manera.
Descansamos un poco, y tuve que irme al cuarto de mi prima para que me encontrara dormida y que no sospechara, no supe cuando llegaron ni mi tía, ni mi prima, a la mañana siguiente estaba a mi lado dormida. Mi tía preparaba el almuerzo contando de cómo le fue con las amigas en el juego de las cartas. Me puse una blusa que cubriera mi cuello, ya que una escotada delataría mis senos con chupetones, chupetones que me encantaba ver en el espejo para evocar los momentos tan íntimos con mi tío.
Él no quería verme a los ojos, pero estando a solas, le pedí que nos comportáramos como si nada, para no levantar sospechas, entendió, seguimos teniendo sexo muchas veces aunque en la actualidad no tan seguido. Empezó a comprarme ropa interior sexy y a darme mis gustos, claro que a escondidas de los demás.
Por un tiempo mis travesuras fueron solo con mi tío, hasta que cumplí mis XV, en la que demostró su esplendidez y ayudó a mamá con la fiesta para su sobrina consentida, "su putita" como me dice mientras me coge.

8 Comments:

At 6:59 a. m., Blogger Aurora rodriguezcastañeda said...

que delicia perder la virginidad de esa manera y mejor con un pariente para que haya mas cofianza y luego los siguientes encuentrros con el gozo fisico y la adrenalidade ser descubiertos

 
At 6:59 a. m., Blogger Aurora rodriguezcastañeda said...

que delicia perder la virginidad de esa manera y mejor con un pariente para que haya mas cofianza y luego los siguientes encuentrros con el gozo fisico y la adrenalidade ser descubiertos

 
At 11:02 a. m., Blogger alex rodriguez said...

Kiero les mas cosas ricas cm rsta

 
At 5:21 p. m., Blogger Alcides Espinoza said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 1:26 p. m., Blogger bella bella said...

amiga que relato tan ecxitante te felicito

 
At 4:34 p. m., Blogger carlps hermamdez said...

holaaa..me gustaria intercambiar historias y por q no???...experiencias...por tu forma de hablar...eres de mexico...igual q yo....te dejo mi correo por si te animas a expeeimentar cosas nuevas...intensas y extravagantes.
josele_317@hotmail.com

 
At 4:37 p. m., Blogger carlps hermamdez said...

holaaa..me gustaria intercambiar historias y por q no???...experiencias...por tu forma de hablar...eres de mexico...igual q yo....te dejo mi correo por si te animas a expeeimentar cosas nuevas...intensas y extravagantes.
josele_317@hotmail.com

 
At 4:38 p. m., Blogger carlps hermamdez said...

holaaa..me gustaria intercambiar historias y por q no???...experiencias...por tu forma de hablar...eres de mexico...igual q yo....te dejo mi correo por si te animas a expeeimentar cosas nuevas...intensas y extravagantes.
josele_317@hotmail.com

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home